Viaje a Budapest

Una semana después de mi viaje a Ucrania tendría lugar el primer viaje internacional organizado por el ESN. La ciudad elegida por los coordinadores fue Budapest, y el precio de unos 90 euros aproximadamente. Nada caro teniendo en cuenta que no hay buses directos desde Cracovia a Hungría y sumando el hecho de que en el precio venia incluido el alojamiento del fin de semana, una cata de vinos en un hotel de 5 estrellas, y nada mas y nada menos que una noche de fiesta en un complejo de aguas termales, noche que daría para una entrada aparte.

Nuestro autobús, que en realidad eran dos autobuses debido a que al final nos apuntamos casi 100 personas al viaje, salía desde nuestra universidad a las 7 de la mañana y el viaje duraría unas 8 horas, que es el tiempo estándar que se tarda en llegar a prácticamente cualquier gran ciudad europea cercana a Cracovia (Berlin, Viena, Praga, Bratislava, etc). Durante el viaje algunos de los erasmus empezaron a pasar unas botellas que contenían un vodka de una calidad bastante dudosa, con la intención de hacer el viaje mas ameno. Nada mejor que unos chupitos de vodka barato a las 8 de la mañana para alegrar el cuerpo. Cuando llegamos a la ciudad todo el mundo estaba bastante emocionado ante la vista del Danubio que teníamos desde el autobús.

20131108_105510

El siguiente paso fue llegar al hostal, el cual estaba muy bien situado en el centro de la ciudad (aunque en Budapest no hay propiamente un “centro” bien delimitado). Las habitaciones se elegían segun numero de personas que iban a dormir en la misma. A nosotros nos toco una de 8 camas bastante amplia y con mesa y sillas de comedor incluidas. Otro punto a destacar del hostal es que estaba a lado de la catedral de San Esteban, desde cuya cúpula se obtienen unas buenas vistas de la ciudad.

20131108_13165720131108_145354 20131108_150046

A la cúpula se accedía previo pago de 6 euros con el carnet estudiante si mal no recuerdo, e incluía el uso de un ascensor para aquellos que lo necesitasen. Esta parte de la ciudad la vimos en el tiempo libre que habían dejado los organizadores, puesto que después de esto teníamos prevista una cata de vinos que había preparado el ESN para nosotros. Antes de llegar al sitio estuvimos un buen rato andando por las calles de Budapest debido a que nuestros organizadores se habían perdido, pero gracias a ello acabamos viendo sitios que no estaban incluidos dentro del programa como la Catedral de San Matias y algunas calles pintorescas.

20131108_161824 20131108_162420

Al final conseguimos llegar a tiempo a nuestro hotel, el St. George Residence, donde nos recibió un guía que nos condujo hacia las bodegas del hotel, que es donde tendría lugar la degustación de los distintos tipos de vinos húngaros. El sitio no estaba nada mal, y tanto el guía como los camareros que nos asignaron nos atendieron bastante bien. Aquí os dejo unas imágenes del interior de la bodega y de nuestra mesa.

20131108_164623 20131108_165215

Al salir del hotel nos dimos cuenta de que llegábamos tarde para la visita en barco por el Danubio, que para mas inri empezaba al otro lado del río, así que tuvimos que correr durante casi media hora para llegar a tiempo, lo cual después de unos cuantos vinos se hace bastante poco llevadero. Al final conseguimos llegar haciendo a nuestro paso otra visita express a uno de los monumentos mas emblemáticos de Budapest, del cual nunca he llegado a saber el nombre. Pero si conseguí hacerle un par de fotos.

20131108_174029 20131108_174116

Teniendo en cuenta que fueron hechas con el móvil mientras corría para no perder el barco, no están nada mal. Al final conseguimos llegar a tiempo justo antes de que zarpara, para una vez dentro disfrutar del viaje. El barco estaba bastante bien acondicionado y tenia barra y restaurante.

20131108_175937

La especialidad del sitio era vino caliente especiado, algo muy típico de los países del centro-este de Europa y que viene muy bien para entrar en calor en invierno. Os dejo unas fotos de las vistas de Budapest desde el Danubio por la noche.

20131108_184335 20131108_184508 20131108_185050 20131108_185414 20131108_185954 20131108_190327

En cuanto acabó la excursión en barco, fuimos a cenar al hostal y a prepararnos para la primera noche de fiesta en Budapest. Los del ESN nos iban a llevar a una discoteca bastante grande que nos recomendó un español que había estado allí de erasmus el año pasado. Pero antes había que hacer algo de precalentamiento en el hostal.

20131108_213804

Una vez finalizado nos dirigimos a la discoteca, de la cual no guardo documentos gráficos y quizá tampoco recuerdos muy lúcidos, pero si puedo decir que la cerveza húngara definitivamente no es de las mejores que he probado. Si recuerdo que el sitio era una especie de mansión habilitada como discoteca, con habitaciones y baños como si de una casa normal se tratara. Y allí acabo el primer día y la primera noche en la ciudad.

Al día siguiente tuvimos que despertarnos a las 9 de la mañana para aprovechar el desayuno gratuito que incluía el hostal y estar listos a las 10, hora a la que había programado un tour guiado por la ciudad. El guía que nos toco a nuestro grupo amenizaba la visita con continuas bromas entre explicaciones y datos históricos de cada enclave de la ciudad. Pondré solo algunos de los sitios que visitamos puesto que no quiero cargar demasiado la entrada. 

20131109_125143 20131109_141855 20131109_145045 20131109_153821

Después del tour guiado nos dieron algo de tiempo libre para recorrer la ciudad por nuestra cuenta, tiempo que empleamos en bajar desde lo alto de la ciudad a la parte baja y en tomar algo para hacer tiempo hasta la hora de la cena. Para cenar, varios de mis compañeros optaron por ir al, en teoría, mejor sitio de la ciudad para probar el “lángos”, de lo cual podéis encontrar imágenes en internet, puesto que no se muy bien como describirlo. A mi me basto con ver la manera de preparación (imaginad la masa de una pizza flotando en aceite negro hirviendo) para declinar la oferta y pasarme a un simple y mas “sano” kebab.

Pero el gran evento de ese día tendría lugar en la noche, y es que aquella era la noche de la fiesta en las piscinas termales. Así que después de cenar y de calentar motores en el hostal, fuimos al autobús con la intención de dirigirnos al sitio, pero al final acabamos dando vueltas por la ciudad debido a que el conductor se había perdido. Después de unos momentos de tensión entre los pasajeros y el conductor, el cual no hablaba ingles, decidimos ir a pie al sitio. Tardamos unos 20 minutos, así que dentro de lo que cabe fue solo un pequeño imprevisto. Tuvimos que hacer cola durante otros 15 minutos, mientras nos explicaban que cada persona llevaría una tarjeta (en la que previamente había que meter dinero) con la que se realizarían los pagos de las bebidas dentro de las piscinas.

20131109_222905

Una vez dentro, fuimos a los probadores y al cambiarme tuve que dejar el móvil dentro en un principio debido a que no quería que se mojase. Al final lo saque solo para hacer una foto y un vídeo de la piscina principal, no pude entrar a la zona de barras puesto que había que pasar por el agua para llegar a ella. Aquí una foto de la piscina principal (sacada de internet) y de dos españoles anónimos en primer plano (sacada con la cámara de mi móvil en primera linea de playa). 

piscinas20131109_230630

A pesar de que la temperatura de fuera rondaría los 5 grados, se podía estar perfectamente con la mitad del cuerpo sumergido, o incluso caminar por los alrededores de la piscina sin notar el frío. La fiesta fue una autentica locura y es algo que recomiendo a todos los que vayan de visita a Budapest. Este es el vídeo que conseguí grabar: https://www.youtube.com/watch?v=yb_YdXBGD3A

Al dia siguiente tocaba marchar de vuelta a Cracovia, pero antes de eso hicimos una pequeña parada en un castillo de las afueras de la ciudad y justo al lado se encontraba el famoso monumento llamado “Plaza de los Héroes”, donde se concentran las estatuas de los mas famosos personajes históricos del país

20131110_15524920131110_153331

Y este ha sido el resumen pormenorizado del viaje a Budapest. He omitido ciertas partes para no hacerlo muy pesado, así que espero que os haya gustado 🙂

Anuncios
de OscarPP

Viaje a Lviv (Ucrania) y reencuentro con un viejo amigo

A finales de octubre y una vez asentado y perfectamente adaptado a la vida en Cracovia, decidí hacer un viaje que llevaba teniendo en mente desde que solicité el Erasmus. El motivo era la visita a un amigo del instituto que había vuelto a su Ucrania natal y al que llevaba 5 años sin ver. Así que me dirigí a la estación de autobuses de Cracovia y compre un billete de ida y vuelta para Lviv.

Mi autobús salía a las 23.30 de la noche y llegaba a las 7.30 de la mañana (si amigos, ocho horas para recorrer 350 km, es lo que tienen las carreteras polacas-ucranianas y la revisión de pasaportes en la frontera), así que pensé que podría dormir durante el viaje y despertarme ya en mi destino, el problema fue que no tuve en cuenta que el autobús hacia paradas cada dos horas, más la parada obligatoria en el paso fronterizo. El caso es que al llegar a la estación de autobuses de Lviv, llamé a mi amigo y me dio las indicaciones necesarias para ir a la estación de trenes, donde me recogería. Desde aquí doy gracias a ese ucraniano anónimo que me presto su móvil para llamar a mi amigo (ya que el mio se había quedado sin saldo y no podía recargar la tarjeta polaca desde allí) y que era de los pocos que hablaban inglés, sin el cual nunca hubiese sido capaz de llegar a la estación de trenes.

20131101_091625 

Una vez allí, para hacer tiempo hasta que llegase mi amigo, decidí comprar un paquete de cigarrillos, el cual costaba el equivalente a un euro y medio (en Polonia valían tres euros). Mientras planeaba montar mi emporio de exportación de tabaco ucraniano llego por fin mi colega con unas pintas de wayen que no le reconocí hasta que no estuvo a un metro de distancia. El saludo fue emotivo y entre risas de ver lo mucho que habíamos cambiado desde la ultima vez que nos habíamos visto. Acto seguido, mientras nos contábamos batallitas de todo el tiempo transcurrido, nos dirigimos al centro de Lviv.

20131101_101003

La calidad de mis fotos durante este viaje no son muy buenas, es algo que debí advertir al principio de la entrada, pero bueno, en cualquier caso en “internec” las tenéis mejores :D. El caso es que mientras daba una vuelta por el centro con mi maleta de mano iba notando las diferencias entre Polonia y Ucrania, sutiles pero existentes, debido a que el ultimo es un país post-soviético y, por aquel entonces, mas unido a Rusia que a Europa. 

20131101_100143

Aquí tenéis el monumento a Taras Shevchenko, un famoso poeta ucraniano, que preside la plaza central de Lviv. Los edificios que rodean dicha plaza son muy parecidos a los que hay en el centro histórico de Cracovia, y esto es debido a que la ciudad de Lviv perteneció a Polonia en el pasado. Hoy en día Lviv es la ciudad mas nacionalista de ucrania, donde apenas se habla el ruso a diferencia del resto del país. Precisamente a mi llegada, se estaba celebrando el aniversario de la sublevación del ejercito ucraniano contra los rusos durante la II Guerra Mundial.

20131101_103106 20131101_104851_HDR 20131101_105156

La verdad es que el ambiente que había era bastante festivo, y una vez encontramos mi hostal (cosa que nos costo casi 20 minutos debido a lo oculto que estaba) deje mi maleta y bajamos a comer algo de comida típica ucraniana a un restaurante local que en tiempos de la II Guerra mundial fue un refugio para las milicias ucranianas, y que actualmente sigue conservando parte de ese aspecto.

20131101_105614_LLS 20131101_110110_LLS 20131101_110127_LLS

Me gustó el hecho de que al entrar te recibe un hombre vestido de soldado y al que tienes que decir “Slava Ukraina” o algo parecido que significa “viva Ucrania” para que te de un chupito de bienvenida. La comida era buena y barata, a pesar de que por su originalidad y localización ese restaurante era de los caros de la ciudad. Después de la comida y de un ligero paseo por la ciudad en el que aproveché para comprar una tarjeta SIM ucraniana, volví al hostal para recargar energías que necesitaría esa noche, ya que mi amigo era (y hasta la fecha sigue siendo)  DJ en el club “Fashion”, el mejor de la ciudad, y me iba a invitar a conocer el ambiente del lugar.

20131101_190854_LLS

Llegamos una hora antes de la apertura puesto que tenían que hacer los preparativos típicos de antes de abrir un local, seguridad, camareros y, en el caso de mi amigo, el DJ tenia que preparar la música que sonaría esa noche. Aquí le tenemos, enfrascado en arduas tareas deejaísticas.

20131102_232944

La noche se desarrollo bastante bien, conocí a sus amigos y nos pusimos a beber al estilo ucraniano, que consiste básicamente en un chupito de vodka tras otro. He de reconocer que llegado a un punto no pude seguirles el ritmo debido a que no tengo tanta confianza en mi sistema cardiovascular como para ingerir tal cantidad de alcohol sin temer por mi vida.

El día y la noche siguientes transcurrieron de manera parecida al anterior, con visitas turísticas por la mañana y fiesta por la noche. En el hostal conocí a un grupo de ucranianos que rondaban los 16 años y que me invitaron a su grupo a beber, de nuevo al estilo ucraniano. No se a que edad empiezan el entrenamiento botellonístico los chavales pero su aguante era digno de admiración. Desde aquí no se aprecia pero la botella que veis parecia una garrafa y era de 1.75 litros.

20131101_181025

Al día siguiente, ya con la maleta hecha y despues de haber realizado el check-out del hostal, justo antes de irme, fui a casa de mi amigo para pasar las horas que tenia de espera hasta coger mi bus, y de paso a que me preparara algo para comer antes de partir de vuelta a Cracovia. El resultado fue este:

20131103_161129

Como podéis ver su habilidad en la cocina da para escribir una entrada aparte. Lo siento Seve, pero no podía acabar este post sin incluir tu obra de arte 😀

de OscarPP

El campo de concentración de Auschwitz-Birkenau

Una semana mas tarde el ESN ya tenia preparada una nueva excursión a uno de los sitios considerados de obligada visita para el visitante que piensa pasar unos días en Cracovia: el mayor y mejor conservado campo de concentración dentro de los territorios ocupados por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Si bien es cierto que hay gente que prefiere no acudir puesto que lo que se ve y se cuenta allí puede resultar algo perturbador.

Para los interesados diré que los precios de la visita suelen oscilar entre los 110 y los 150 zl (algunas agencias aplican descuentos para estudiantes o para jubilados). Lo bueno de esta modalidad es que aparte del transporte incluye un guía en español que os describirá detalladamente las instalaciones y los eventos allí ocurridos. Hay otra opción algo mas engorrosa pero desde luego mas barata y es la de ir directamente desde la estación de autobuses de Cracovia hasta el pueblo de Oświęcim (de ahí el nombre de Auschwitz en alemán) y una vez allí coger un autobús que lleva hacia el campo de Auschwitz I primeramente, y luego otro a Birkenau. Pero si no disponéis de mucho tiempo y si vuestro nivel de polaco no es muy bueno recomiendo ir con las agencias, que si bien son mas caras, te ahorras todo el trajín de ir por tu cuenta.

Nuestro autobús salio de Cracovia a las 10.30 de la mañana y tardamos algo mas de hora y media en llegar al primer campo: Auschwitz I. Al principio tuvimos que esperar a que llegase nuestro guía y pasar por unos arcos de seguridad antes de entrar propiamente al campo, donde primero se ve una explanada con las instalaciones de fondo.

20131026_130645

A medida que avanzamos aparece la famosa entrada con el lema “El trabajo te hace libre”. El guía nos explico el carácter macabro de esta frase, pues venia a significar que si un prisionero era capaz de trabajar se le permitía seguir con vida, cosa que no ocurría con aquellos que los alemanes consideraban “no aptos” para realizar los trabajos forzados que imponían a los prisioneros.

20131026_131522

Seguimos avanzando a través de cada uno de los pabellones mientras el guía nos explicaba la rutina que seguían los soldados alemanes con los prisioneros que se incorporaban al campo, y de las torturas a las que eran sometidos. Una historia que me impacto fue cuando nos contaba como a los prisioneros del ejercito ruso los desnudaban y rociaban con agua durante el invierno (en Polonia se suelen alcanzar los -25 grados centígrados).

20131026_131540 20131026_131819

Dentro de los bloques o pabellones el guía nos mostraba diversas fotos donde aparecían los prisioneros que iban llegando en vagones al campo de concentración. También había fotos de la localización desde el aire de los diversos campos que habían construido los alemanes y algunas instalaciones que emulaban los dormitorios de los presos, si bien nos explico que todos los interiores habían sido remodelados para la visita y conservaban poco material original. Aquí podemos ver un dormitorio y unos servicios.

 20131026_141757 (1)20131026_141304

Lo que mas me impresiono de todo lo que había expuesto dentro de los edificios fueron las pertenencias de los presos, las cuales les eran arrebatadas a su llegada al campo. Estas son unas fotos de, entre otras cosas, zapatos, maletas y gafas, hasta prótesis ortopédicas y muletas.

20131026_135545 20131026_135710 (1) 20131026_135944 20131026_140202 (1) 

Una de estas vitrinas, en vez de este tipo de pertenencias de los prisioneros, contenía pelo humano, que según contaba el guía era utilizado por los alemanes para fabricar tejidos como mantas o alfombras. A estas muestras estaba prohibido hacerles fotos debido a que así lo habían querido los familiares de los prisioneros. Dentro de los pabellones había también en algunos pasillos fotos de tipo fichero personal hechas a judíos y polacos que vivieron en el campo, y debajo de las mismas sus datos, incluidos su fecha de entrada en el campo y la fecha de su muerte. Llamaba la atención como algunos presos duraban un solo día con vida en el campo, mientras que el periodo de tiempo de vida normal dentro de Auswichtz para un prisionero era de dos a seis meses. Esto nos da una idea de la clase de trato que recibían. No voy a colgar esas fotos aquí porque no lo creo oportuno, pero aquí tenéis algunas fotos mas de los exteriores del campo, tomadas en julio cuando hice la visita con mi padre.

20140714_12014720140714_121245_HDR20140714_122048

La ultima parte de la visita de Auschwitz I tuvo lugar en la cámara de gas y los crematorios. Sin embargo estos no son los originales utilizados durante la II Guerra Mundial, sino una recreación construida una vez acabada la guerra para los visitantes.

20140714_121754

Después de esto nos dieron 15 minutos de descanso y para comer algo antes de ir a Birkenau – Auschwitz II, para lo cual debíamos coger otro autobús que paraba en la entrada. 

Birkenau era el llamado “campo de exterminio” dentro del complejo de Auschwitz, y los prisioneros que estuvieron recluidos en él relataban como el campo de Auswitch I les parecía literalmente un “remanso de paz” comparado con las condiciones a las que se tenían que enfrentar diariamente en Birkenau. La vista a la llegada es la misma que encontramos en películas ambientadas en la II Guerra Mundial tales como “La lista de Schindler”, cuyas escenas fueron parcialmente rodadas en dicho campo.

20140714_124445

Dentro de este complejo nos enseñan uno de los pocos barracones reconstruidos, que se asemejan mas a establos, donde vivían los prisioneros. Una de las cosas en las que hizo incampié el guía eran las condiciones de hacinamiento en las que estos vivían. Nos contaba como, por ejemplo, al ser tantos y haber tan poco tiempo de descanso, disponían de escasos 5 minutos para hacer sus necesidades durante el día, puesto que inmediatamente tenían que seguir trabajando. Según contaba muchos de los prisioneros padecían de diarrea y otras enfermedades como el tifus, con lo cual muchos de ellos no duraban mas que unos pocos meses con vida. Esta es una reconstrucción de lo que era un barracón de prisioneros en Birkenau.

20140714_134543 

La ultima parte de la visita concluyo junto al monumento en honor a las victimas asesinadas por los alemanes y en frente de uno de los crematorios que estaban siendo reconstruidos.

20140714_131011 20140714_131148

Y esta ha sido la entrada de hoy. Me ha quedado un poco mas larga de lo habitual así que espero que no se os haya hecho demasiado pesada.

de OscarPP

Dia de Hockey

Un buen día una amiga eslovaca nos invito a ver un partido del deporte mas seguido en su país: el hockey sobre hielo. Y allí fuimos. Lo mejor de todo es que las entradas, por alguna extraña razón que no llegué a comprender, nos las dieron gratis en la puerta, y eso que se trataba de dos equipos de la primera división polaca de hockey: el Cracovia y el … Lo siento, no recuerdo el nombre del otro equipo 😀

 

Poco después de llegar, los jugadores salieron a calentar mientras nosotros intentabamos entrar en calor con unas cervezas.

Imagen

Las gradas estaban un poco vacías, pero aun así había hinchas del equipo local animando como buenamente podían.

Imagen

La verdad es que el ultimo tercio se nos hizo un poco pesado, pero estuvo bien la experiencia, a pesar de que nuestro equipo, el Cracovia, perdiera por 2 a 1 😦

de OscarPP

El barrio de Nowa Huta

A mediados de noviembre una compañera croata me propuso ir a hacer una excursion a un barrio de Cracovia bastante curiosos. Fue diseñado por los soviéticos tiempo después de acabar la segunda guerra mundial, entre 1949 y 1950, y fue inicialmente concebido como una ciudad independiente, que pretendía ser la ciudad socialista perfecta.

Imagen

Aquí podéis ver una foto de la “entrada” a la ciudad. La verdad es que dista mucho de ser perfecta, y quizá lo mas reseñable del mismo sea la simetría de sus calles y edificios. Podéis ver imágenes aéreas de ella si introducís su nombre en cualquier buscador.

Os dejo unas fotos de la ciudad, ahora convertida en distrito de Cracovia.

ImagenImagenImagenImagenImagen

Una cosa que me gusto mucho de este barrio fue ver un antiguo tanque soviético situado en medio de la calle, el primero que veía fuera de un museo, siendo abordado por un grupo de niños.

Imagen

Aunque sin duda en mi opinión lo mejor de la visita fue el lago artificial que construyeron los soviéticos a las afueras de la ciudad, un lago artificial bastante bonito y perfecto para un día de picnic o de barbacoa (si estuviese permitido hacerlas allí, cosa que dudo).

ImagenImagenImagen

Imagen

Si pasáis mas de 3 días en Cracovia, despues de Auswitch, las Minas de Sal de Wieliczka y el tour por la ciudad, Nowa Huta es la siguiente visita obligada.

de OscarPP

Visita a la fabrica de Tyskie

El fin de semana siguiente a la excursión de las Minas de Sal, el ESN nos organizo una pequeña visita guiada a la fabrica de la cerveza mas bebida en Polonia, la Tyskie.

 

La cerveza de esta marca no es que sea una maravilla pero desde luego mejor que cualquier cerveza española media, y es la que mas solemos beber los estudiantes de aquí, tanto erasmus como polacos.

Imagen

Lo cierto es que la fabrica en si no era especialmente bonita ni por dentro ni por fuera, pero era interesante enterarse de la historia que había detrás de la cerveza polaca y del proceso de preparación de la misma, explicado por un guía (un tío un poco seco, todo hay que decirlo).
Imagen
Dentro de la antigua fabrica reconvertida en museo había varias piezas antiguas utilizadas en la elaboración de la cerveza, ademas de vitrinas con jarras típicas de la época y galardones obtenidos por la marca.
Imagen
También nos llevaron por una parte del edificio que conservaba las antiguas maquinas de donde se fermentaba y se procesaba el lúpulo para convertirlo en distintos tipos de cerveza según el tiempo y la técnica utilizada, aunque no recuerdo exactamente cuantos tipos de cerveza fabrica esta marca.
Imagen
Al final de la visita, que duró aproximadamente una hora y media, nos llevaron al bar-restaurante de la fabrica y nos invitaron a probar una de sus cervezas, con un vaso de cristal con la marca impresa de regalo. Desde luego que la política de invitar a una cerveza les salio rentable, puesto que una vez en el bar ninguno de nosotros se tomo solo una 😀
de OscarPP

Excursión a las minas de sal

Después de dejar un poco abandonado esto debido a que desde que acabé los exámenes no he parado de hacer cosas (que mas adelante detallaré), hoy vuelvo para contaros como fue y en que consistió una excursión que nos organizo el Erasmus Student Network (ESN) a las famosas minas de sal de Wieliczka, y que es de obligado cumplimiento si venís a Cracovia.

Las minas en concreto se encuentran en la ciudad de Wieliczka, pero se puede ir a ellas desde un autobús urbano de Cracovia, puesto que forma parte del área metropolitana de la misma. El precio aproximado del trayecto mas visita guiada creo que ronda los 55 zlotys, pero no lo sé a ciencia cierta ya que normalmente las excursiones con el ESN suelen salir mas baratas.

El trayecto en el bus urbano fue la peor parte, ya que nos metieron a todos los estudiantes del grupo (unos 80) dentro del mismo autobús, y entre los empujones al entrar, el calor que hacia dentro del autobus, y el hecho de no poder ni moverte hicieron que el viaje se tornara harto desagradable (que dominio del castellano eh? eh?!). Pero bueno, al final valió la pena no solo por las minas, sino porque tambien la ciudad en si de Wieliczka era bastante bonita

20131005_112617

Pero como la ciudad solo la vimos muy por encima al salir de las minas, momento en el cual la batería de mi móvil-cámara dijo adiós, solo pude hacer esta foto de la entrada a las minas de sal. Tampoco he encontrado imágenes en Internet de la ciudad en si (al poner el nombre aparecen automáticamente fotos de las minas), pero confiad en mi criterio, es bonita :-D.

Una vez dentro, nos dieron unos auriculares y una especie de radio para que todos pudiésemos oír correctamente al guía, que hablaba un perfecto ingles. Lo primero que hicimos fue bajar por las escaleras hasta unos 150 metros (creo recordar) por debajo del nivel del suelo. Las escaleras en cuestión (no se aprecia muy bien la sensación de altura y de claustrofobia)

20131005_120553

Una vez abajo viene lo interesante, las minas y su historia. Para resumir y que la entrada no quede en un ladrillo demasiado grande os diré que fueron utilizadas desde el siglo XIII y que el trabajo de la mina estaba bastante bien pagado por aquel entonces, por ello a pesar del alto indice de mortalidad de los trabajadores (en torno al 40% en sus orígenes) era un sitio muy demandado por los trabajadores de aquella época. Desde entonces ha seguido produciendo sal ininterrumpidamente hasta dia de hoy, a pesar de los distintos usos que se le han dado (refugio durante la IIGM, destino turistico…)

20131005_120945

Era ya un destino turístico en el siglo XV y fue visitada por reyes, nobles y gente ilustre como Nicolas Copernico. Lo mejor de las minas son las esculturas que tallaban los mineros en la misma sal de las paredes.

20131005_123849

20131005_13061020131005_133937

Tambien las enormes galerias eran dignas de ser vistas, pero por lo visto no de ser fotografiadas con mi movil-camara, que al volver a casa me di cuenta de que las fotos dejaban bastante que desear y no le hacian justicia a la realidad.

20131005_130252

Aun así podéis encontrar imágenes mejores en goolge si lo deseáis, hechas con cámaras de verdad jeje. En total la excursión duro unas 2 horas y media, y al final nos dejaron cierto tiempo libre para comprar “souvenirs” de la mina. Había algunos bastante curiosos, pero se escapaban de mi presupuesto de estudiante.

En resumen, una visita obligada que no os decepcionará :).

Visita al castillo de Wawel

Después de la semana de bienvenida, el ESN había organizado un “Integration Camp” para los estudiantes ese fin de semana. El precio era bastante asequible (200 zl con alojamiento, transporte y comida) pero debido a que me mudaba a una nueva casa el domingo por la mañana (con piscina, sauna y gimnasio nada menos, menudo cambio eh? jeje) no pude asistir. Por ello el sábado al mediodía, después de una noche de fiesta con mi compañera de piso, decidí ir a visitar la colina de Wawel.

Una breve introducción de copia-pega: “Wawel es una colina situada en el lado izquierdo del río Vístula en Cracovia. Tiene una altitud de 228 metros y es un lugar simbólico para los polacos. El Castillo Real y la Catedral de Wawel están situadas en dicha colina. Los reyes de Polonia y algunos polacos célebres están enterrados en la Catedral, que ha acogido a lo largo de la historia numerosas coronaciones.”

Y allí fui con un alemán de mi universidad al que conocí en la Integration Week. Primero hay que subir un camino un tanto empinado que lleva a la entrada amurallada de la colina

20130929_162401

Una vez dentro lo primero que recuerdo es encontrarme con una estatua del papa Juan Pablo II, por el que sienten una gran admiración en toda Polonia, pero especialmente en Cracovia por haber estudiado en la universidad Jaggielonski (la mas antigua de Polonia donde también estudio Nicolás Copérnico) y por hacer numerosas visitas a la ciudad.

20130929_162458

Lo siguiente que nos encontramos es la fachada de la Catedral de Wawel, la cual no pudimos visitar por dentro por motivo de (introducir aquí una frase ininteligible en Polaco dicha por una especie de guardia de seguridad). Sin embargo pudeis admirar la belleza de su fachada, con las limitaciones que provoca el tomar fotos con un teléfono móvil.

20130929_163106

Despues nos encontramos con una explanada y lo que parece ser una especie de ruinas de vete a saber que (siento mis nulos conocimientos de historia en este caso, intentare indagar al respecto) seguida por una torre y unos edificios bastante pintorescos, que ilustro a continuación.

20130929_16313620130929_163629

Nosotros optamos por averiguar si se podía subir a la torre y, efectivamente, se podía, previo pago de 4 zlotys si no recuerdo mal. Quitando el hecho de que casi me da un infarto debido a la velocidad  a la que decidí seguir a mi compañero alemán, del que mas tarde me entere que era campeón de triatlon en su país, la visita a lo alto de la torre mereció la pena. Desde ahí se veían las vistas de la ciudad y del río Vistula en dirección suroeste, lo malo es que había una mampara que impedía tomar buenas fotos del lugar.

20130929_16445620130929_164727

Y así concluyo la visita a la colina de Wawel, al igual que concluye aquí la entrada de hoy. Un saludo!

Primera semana (Orientation Week)

En esta entrada os contare como fue la primera semana en la ciudad (la que para los Erasmus es la Orientation Week o semana de bienvenida como la llamo yo jeje), en la que la universidad organiza varias actividades y fiestas para los alumnos.

Bien. lo primero que hay que hacer es acudir al “general meeting” que organiza la universidad, en el cual nos explican como funciona la universidad y nos dan datos de utilidad sobre la ciudad y el servicio de transporte, de salud, etc. Y tambien nos dan el horario de las actividades que hay organizadas y que son una buena toma de contacto y un metodo muy bueno de conocer gente e irte integrando. Para no hacer la entrada muy larga os contare los eventos mas significativos que hubo.

El primer día hubo un “tandem” de idiomas, en el cual quedábamos en un pub y cada uno se sentaba en una mesa que había organizada con la bandera de cada país, según quisieras practicar el idioma de dicho país o bien simplemente estar con tus paisanos. Yo me senté en la mesa con la bandera francesa para practicar un poco mis habilidades en la lengua de Robespierre, pero al final  se nos unieron unas polacas y una holandesa y acabamos hablando todos en inglés.

Luego vino el Karoke, en el que unos pocos valientes subieron a cantar con mayor o menor destreza las típicas canciones karaokiles (me acabo de inventar este adjetivo). En un momento dado todos los miembros de el ESN de mi universidad subieron a cantar un par de canciones tipicas de Polonia.

20130923_210120

Después, a eso de las 21.00, nos llevaron a una discoteca que quedaba cerca de alli, el Base Club, bastante buena musica y uno de mis locales favoritos de Cracovia (en la sección de vida nocturna podréis encontrar fotos de este y otros muchos sitios de fiesta).

El miércoles tocaba un tour en barco por el río Vistula, aunque si os digo la verdad no fue nada del otro mundo. Lo unico digno de ver es el Castillo de Wawel, por el que pasamos de refilón.

20130925_171133

Esa misma noche hubo un evento que me pareció bastante interesante y entretenido por la novedad que suponía: la “Tram Party” o fiesta en el tranvía. Consistía, como su propio nombre indica, en celebrar una fiesta estilo discoteca en un tranvía que había alquilado la organización del ESN. Cada uno traía su propia bebida, con la única limitación de no poder meter botellas de cristal.

20130925_205637

Aqui unas fotos del interior que consegui sacar como buenamente pude jeje:

20140123_222241_LLS20140123_222344

La tram party duro dos horas, y al acabar fuimos a un sitio llamado B4, en el que a la entrada nos daban a cada uno una carta de la baraja francesa, y si encontrabamos entre 5 de nosotros segun que combinacion o jugada de Poker nos daban diferentes bebidas.

20130925_231603

Y eso es todo por hoy amigos, aunque hubo mas actividades claro esta, y para los que os interese os cuelgo una foto que le hice al programa. Un saludo!

20130922_224109

Mi primer dia en la ciudad

Bueno, esto ocurrió el 23 de septiembre de 2013, pero como ya os he dicho mis primeras entradas son en retrospectiva, así que menos quejarse eh! (es broma)

Lo primero que hice nada mas llegar al aeropuerto fue cometer el error de coger uno de los taxis que están en la puerta. El tío quería cobrarme 90 zlotys, pero conseguí regatearle hasta los 70, creyéndome un triunfador por esa hazaña hasta que un colega español que conocí después me comento como llamando a una compañía de taxis a el le habían cobrado solo 35.

Pero bueno, si lo piensas en euros lo que pague no fue tanto comparado con lo que hubiese pagado en  España por un trayecto similar (25 minutos hasta mi casa).

El caso, nada mas llegar a mi piso (previamente contratado en la pagina myerasmus.pl que es donde suelen colgar ofertas de habitaciones y pisos compartidos en ingles) ya me dio mala espina el aspecto que tenia por fuera. Para los curiosos poned el google maps Gertrudy n 4  y veréis la fachada. Lo que si os voy a enseñar es la foto de mi habitación:

IMG-20130921-WA0002IMG-20130921-WA0009

Grande eh? y con dos camas, nada menos. Pero amigos, no es oro todo lo que reluce y es que ese piso contaba con ciertas desventajas de las que no estaba informado: no había fregadero en la cocina, por lo que teníamos que fregar los platos y el resto de parafernalia de cocina en el lavabo del baño. No solo eso, si no que en el piso había 5 habitaciones (una de ellas doble) para un solo cuarto de baño. Para culminar este cumulo de características placenteras, la calefacción era eléctrica y las facturas no estaban incluidas en los 1000 zlotys que tenia que pagar al mes, es decir, que en invierno se me podían poner en 1500 fácilmente. Un autentico despropósito.

Lo bueno era que estaba situado cerca del “Stare Miasto” (centro ciudad, literalmente “ciudad vieja”) que es donde se concentran los cafés, pubs y discotecas. Pero como eso no era suficiente para quedarme allí, me puse a buscar un piso mejor y lo encontré tres días después, con unas características inimaginables por el precio que pedían, pero eso es otra historia.

Aquel primer día conocí a un egipcio que vivía en la habitación contigua que me invito a unas cervezas y luego fuimos al centro ciudad a comer un kebab regentado por unos colegas suyos (también egipcios).

Y así termino mi primer día, acabe algo decepcionado por lo que os he contado del piso, sin embargo todo estaba a punto de cambiar para mejor en muy poco tiempo. Pero esa es otra historia, que contare en la siguiente entrada.